eDvKeaXGw4A
V_4Yj7yGty8
lm2THiXg59U
WwdoHHRURKs
HrDxD9OuaIc
mDOZknTxCYE
R03B8bGFVnM
KXEHh7Q0Yuo
M4RAEo5IgCs
qrnqI8AAdxI
uChHrzZfzD8
uvq_pIbBfTQ
UtIIDd0_euI
n0vINBCKsC8
IcpihGXmfd4
RywGbbNVavg
KSxpTA-z8BQ
gT_HwZnCwt0
Wys1ULLDEzY

Hablemos sobre Hemofilia

¿Qué es la hemofilia?

La hemofilia es un trastorno de la coagulación de la sangre que tiene lugar al indicarse falta o un bajo nivel de factor de coagulación. Esto le dificulta a la sangre formar un coágulo, haciendo que la hemorragia continúe por más tiempo de lo normal.

 

¿Todos los pacientes con hemofilia son iguales?

Las personas con bajos niveles de factor VIII (ocho) tienen hemofilia A.

Las personas con bajos niveles de factor IX (nueve) tienen hemofilia B.

La hemofilia puede ser leve, moderada o severa, dependiendo del nivel de factor de coagulación.

 

¿Cuáles son algunos de los síntomas comunes de la hemofilia?

La hemorragia puede tener lugar después de una lesión o una cirugía. También puede ocurrir sin motivo aparente. A esto se le llama hemorragia espontánea. A veces son visibles  y a veces no. A medida que los niños crecen, las hemorragias espontáneas son más comunes, afectando las articulaciones y los músculos.

 

¿Qué hemorragias son graves o ponen en peligro la vida de los pacientes?

Aquellas que ocurren en la cabeza o en la garganta. Las hemorragias en la cabeza pueden ocasionar dolor, náusea, vómito, somnolencia, confusión, torpeza, debilidad, convulsiones y pérdida de la conciencia. Las hemorragias en la garganta ocasionan inflamación, así como dificultad para tragar y respirar.

 

¿Qué puede hacerse para mantenerse saludable?

  • Ejercítese y manténgase en forma. No olvide pedirle a su médico que le indique el ejercicio.
  • Utilice protección adecuada para el deporte o actividad que desempeña.
  • Sométase a exámenes regulares tal como lo indique su médico tratante.
  • Obtenga todas las vacunas recomendadas e indicadas por su médico.
  • Mantenga un peso corporal saludable. Las personas que no se ejercitan tienen más posibilidades de subir de peso, ejerciendo con esto presión adicional sobre sus articulaciones.

Información extraída de la Federación Mundial de Hemofilia, 2005. Autores: Lara Oyesiku,  Martin Bedford, Annie Gillham, Dr. Peter Jones; Kathy Mulder; David Page; Laurie Blackstock.

Si sos profesional de la salud

Click aquí